Terapia Floral

foto_17_Edward Bach, creador de la Terapia Floral nació en 1886, su padre poseía una fundación en latón, lugar en donde trabajó como aprendiz, de carácter bondadoso fue tempranamente impactado por la problemática emocional de los trabajadores de su padre, decidió entonces estudiar medicina ejerciendo la profesión en varios lugares.

Fue un médico sencillo, sensible, altruista y crítico de la medicina de la época que sólo aliviaba los síntomas sin considerar la personalidad de los pacientes. Estudió bacteriología e inmunología para aportar al conocimiento médico de la época, experimentó con algunas vacunas con la que tuvo bastante éxito.

Muy joven y después de una duro trabajo como médico de urgencia en la Primera Guerra, y posterior al fallecimiento de su esposa, se le diagnosticó un tumor maligno del bazo; tomó la decisión de dedicar a la investigación el poco tiempo de vida que le quedaba.

La proximidad de la muerte desarrolló en él la sensibilidad para diagnosticar y curar las enfermedades. En el silencio armonioso de la naturaleza y mediante un proceso de interiorización y meditación logró desarrollar una intuición y sensibilidad muy especial lo que le permitió percibir las vibraciones sanadoras de las plantas.

Escribió “la enfermedad no es más que la manifestación física de un trastorno debido a una condición mental que altera el equilibrio del cuerpo”.

Bach logró identificar 38 remedios que son los utilizados actualmente en la Terapia Floral de Bach, al mismo tiempo se ocupó de difundir sus descubrimientos.

Murió durante el sueño, el 27 de noviembre de 1936 cuando habían transcurrido 19 años desde el diagnóstico de la medicina oficial que le había dado 3 meses de vida.

Edward Bach nos deja un método que luego de más de sesenta años sigue difundiéndose y desarrollándose, y tres libros “Cúrate a ti mismo”, “Los doce curadores”, y “Líbrate a ti mismo”.

Nuevas Esencias Florales

Los remedios florales del Dr. Bach tienen plena vigencia en la actualidad, sin embargo han aparecido nuevos problemas vinculados a la evolución del mundo en el último siglo. Los investigadores han creado nuevos sistemas de esencias florales entre los que destacan las Esencias de California, las Esencias australianas de Bush y la Esencias del Desierto Florido en Chile.

Flores de California

Las primeras esencias florales fueron obtenidas en 1978 por Richard Katz y Patricia Kamisky. A partir de la década del 70 la Flower Essence Society estudió una serie de flores denominadas Flores de California que conservan el espíritu y la filosofía de la terapia floral de Bach, incorporando algunos aspectos vinculados a la modernidad como el estrés, las adicciones y las disfunciones sexuales entre otras.

Esencias Florales de Bush de Australia

Fueron creadas y descubiertas por Ian White, que pertenece a la quinta generación de una familia de herboristas

Las flores de Bush se abren a un campo no sólo en lo emocional, sino también en el ámbito mental y espiritual que se relaciona con una nueva concepción de la sociedad en que vivimos

Ayudan a las personas a sanarse a sí mismas, permiten que las personas miren hacia dentro y comprendan su propio plan de vida, es decir la dirección y el propósito de sus propias vidas. Entregan el valor y la confianza necesarios para llegar a esa meta; aportan un entendimiento, del porqué de las dificultades que tenemos y, que es lo que podemos para eliminar esos problemas mediante la potenciación de las cualidades positivas que debemos descubrir en nosotros mismos.

Esencias Florales del Desierto de Chile

Descubiertas por Teresita Prieto mujer chilena muy conocedora de la terapia floral, es un maravilloso sistema que se compone de once flores que cubren variadas necesidades emocionales que permite armonizar cuerpo y mente para mejorar la calidad de vida y salud.